Trabajo en Rosario: el Poder Judicial abre inscripción de empleo en Tribunales

La Corte Suprema de Santa Fe anunció un concurso abierto para cubrir vacantes en toda la provincia.

Trabajo en Rosario: el Poder Judicial abre inscripción de empleo en Tribunales

El mapa de la búsqueda de empleo en Argentina sumó este miércoles un punto clave. La Justicia provincial abrió la inscripción en los Tribunales de Rosario para ocupar puestos de trabajo como parte de una convocatoria en todo el territorio santafesino.

Fuentes oficiales confirmaron que el proceso de contratación apunta a cubrir vacantes administrativas entre 2025 y 2027. Con esa premisa iniciaron un concurso abierto de antecedentes y oposición. La iniciativa incluye una etapa de solicitud previa por Internet, pero luego incluye una serie de evaluaciones presenciales.

¿Cómo hay que anotarse para trabajar en los Tribunales provinciales de Rosario?

Según informó la Corte Suprema de Santa Fe, la preinscripción online se habilita el viernes 26 de julio. A partir de esa fecha es posible completar el formulario web en busca de un trabajo en los Tribunales y otras dependencias del Poder Judicial provincial.

Después de la primera etapa de convocatoria, la Justicia programó la entrega de las solicitudes entre el 1° y el 15 de agosto. Durante ese período, el personal de las oficinas atiende al público desde las 7.15 hata las 12.45 para recibir la documentación correspondiente.

¿Cuáles son los requisitos para conseguir empleo en los Tribunales de Rosario?

Cada postulante para un empleo administrativo en el Poder Judicial debe tener nacionalidad argentina y formación educativa completa a nivel medio. La inscripción se abre para personas entre 18 y 45 años de edad. Además del formulario, es necesario presentar:

  • Certificado de buena conducta
  • Fotocopia del DNI
  • Fotocopa del título de enseñanza media

Fuentes oficiales clararon que cualquier copa adicional de documentos relevantes para el concurso debe estar certificada. Después de este proceso se llevará a cabo una segunda etapa de selección en base a las condiciones objetivas y subjetivas de cada aspirante.

Además de cumplir con los requisitos formales, las personas inscriptas deben realizar una prueba de tipeo y un examen de ortografía. También se hace una evaluación de conocimientos técnicos y una entrevista personal.

Por otra parte, cada aspirante tiene la posibilidad de sumar puntos extra en base a sus antecedentes académicos y laborales. Es decir, conviene presentar certificados de conocimientos sobre informática e idiomas, así como pasantías, prácticas o subrogancias en el Poder Judicial.