Sigue sin resolverse el conflicto en la Cooperativa de Trabajadores Portuarios de Puerto San Martín, que se encuentra intervenida desde noviembre de 2019. Ante el desoído reclamo de sus socios y trabajadores para la convocatoria a elecciones, se avizoran nuevas medidas de fuerza.

“Como es de público conocimiento, los socios de la Cooperativa Portuaria, venimos denunciando a la intervención conducida por Roberto Pasqualino y el abogado Maximiliano Donadio por la comisión de presuntos delitos en desmedro de los socios”, dijo José María Ramón, trabajador estibador.

“El contexto se agrava aún más por la falta de llamado a elecciones, que lograría el cese de esta situación y la normalización del funcionamiento de la entidad”, agregó. En dicho escenario conflictivo, los estibadores han notificado a las empresas privadas, terminales portuarias y representantes del Ministerio de Trabajo de la Nación, que se ven obligados a adoptar medidas de fuerzas, ante la falta de respuestas del Juez Federal Marcelo Bailaque y sus interventores judiciales.

“Nos hemos reunido en asamblea los trabajadores portuarios y hemos decidido decretar el estado de alerta permanente y estamos convocando a los afiliados del Sindicato Unidos Portuarios Argentino (SUPA), para defender los intereses de los trabajadores”, manifestaron los estibadores, Ricardo Marcos y José Maria Ramón.

“Venimos solicitando la apertura de paritarias, el pago del Bono Pandemia y el Bono gratificante único, lo que se sumarían los motivos para cesar las actividades portuarias”, agregaron Marcelo Vergara y Anibal Cabrera, del gremio SUPA. “Siempre privilegiamos el diálogo y la paz social, pero ante la afectación de nuestros derechos, no les queda otra opción que interrumpir sus trabajos en los puertos manifestaron”, completaron los estibadores.