Piensa en Países Bajos: Ángel Di María fue el único que no descansó en Qatar

El mediocampista de 34 años vivió el partido con intensidad en el banco de suplentes.
El mediocampista de 34 años vivió el partido con intensidad en el banco de suplentes. Foto: Franck Fife

“Fideo” entrenó después de la victoria de Argentina sobre Australia en el Mundial. Más tarde cenó con su familia.

El entusiasmo que generó el triunfo de Argentina sobre Australia promete dar paso a la ilusión de que la Selección Nacional venza a Países Bajos en el Mundial de Qatar 2022. Si bien el plantel albiceleste tuvo el domingo libre, Ángel Di María dejó en claro que ya piensa en ese partido y fue el único que no descansó, dado que quiere recuperarse para volver a jugar.

A diferencia de sus compañeros, “Fideo” hizo ejercicios el día después de la clasificación a cuartos de final. Debido a la sobrecarga muscular que sufrió ante Polonia, este sábado no ingresó desde el banco de suplentes, pero dio indicios de que puede reaparecer en el próximo encuentro.

Di María tiene 34 años y tuvo asistencia perfecta en las dos primeras fechas del grupo C. Después de su buena actuación en el primer tiempo del duelo con los europeos, el seleccionador Lionel Scaloni lo sacó de la cancha en el complemento ante el alerta que generó su molestia en el cuádriceps derecho.

De acuerdo a los estudios médicos, el mediocampista de Juventus no se desgarró. Sin embargo, quedó descartado para disputar los octavos de final. Luego de la victoria ante Australia, se abre la posibilidad de que juegue ante Países Bajos, aunque todavía no hay indicios de que llegue en condiciones de ser titular.

Di María disputa la Copa del Mundo por cuarta vez en su carrera. Esta es la última chance de ganar el trofeo con Argentina. Meses atrás anunció su retiro de la Selección una vez que termine el torneo.

Ángel Di María en Qatar: cena familiar y una tarde de pileta

Durante el partido de octavos de final del Mundial de Qatar 2022, Ángel Di María vivió el partido con Australia al máximo en el banco de suplentes y sufrió como cualquier hincha. El día después de la clasificación, se reunió con su familia y compartió la jornada más distendida desde que empezó el certamen.

En primer lugar, “Fideo” pasó la tarde en la pileta junto a sus hijas, sus padres y otros parientes. Así lo confirmó su esposa Jorgelina Cardoso, encargada de compartir la selfie del encuentro acuático.

Los Di María se tiraron al agua juntos y más felices que nunca.
Los Di María se tiraron al agua juntos y más felices que nunca. Foto: @jorgelinacardoso26

Mientras piensa en la recuperación para volver a jugar en la Selección, el ex Rosario Central cargó las pilas al máximo en el día libre. Como broche de oro tras el entrenamiento matutino a solas, fue el invitado especial de la cena familiar en Qatar antes de reintegrarse a la concentración.

A diferencia de otros encuentros permitidos por el cuerpo técnico de la Selección, el futbolista que pasó por Real Madrid, París Saint-Germain (PSG) y Manchester United fue el que salió para ver a sus seres queridos. “Qué hermosa tu visita, amor mío”, le escribió su esposa en Instagram.

A través de su cuenta oficial en la red social, Jorgelina Cardoso mostró la sorpresa que les dio Di María a sus hijas Pía y Mía. Sin que las niñas lo supieran, su papá fue a saludarlas a la habitación del hotel mientras jugaban.