Newell’s se acostumbró a perder y ahora cayó 1 a 0 ante Gimnasia de La Plata, prfundizando su interminable crisis. Johan Carbonero aprovechó una contra que la Lepra defendió de forma pésima y marcó el único tanto de la jornada a cinco minutos del final de la primera mitad.

//Mirá también: Maxi Rodríguez, afuera de los convocados en Newell’s para visitar a Gimnasia de La Plata

Ni bien empezó el ciclo de Fernando Gamboa al frente de Newell’s entusiasmaba su energía contagiosa, su actitud de ir siempre al frente y de no achicarse ante nadie, pese a las serias limitaciones técnicas de sus dirigidos. Ahora no queda nada de ese empuje inicial, y sólo se ven las enormes carencias del equipo.

//Mirá también: Fernando Gamboa habló del presente de Newell’s en la antesala del partido con Gimnasia de La Plata

A este Newell’s le gana cualquiera, y queda la sensación de que si le convierten un gol, es imposible que logre remontar. En cambio si es la Lepra la que abre el marcador, lo más seguro es que se lo empaten y hasta puede que lo pierda. Los últimos lo confirman: arrancó ganando 2 a 0 ante Godoy Cruz y con suerte lo terminó empatando. Jugó pésimo ante Vélez y perdió. Volvió a jugar muy mal frente al Lobo y cayó sin atenuantes.

Lo más duro es que Gimnasia es un equipo del montón, con muy pocas luces como puede ser el veloz Carbonero o el hábil Pulga Rodríguez, pero no mucho más. Y sin embargo, sin hacer demasiado, le alcanzó para quedarse con los tres puntos porque la Lepra ni lo inquietó en ‘90 minutos. Los cinco cambios que metió Gamboa de nada sirvieron para cambiar la cara al equipo, que cada vez juega peor.

Lo único bueno es que la revancha llegará pronto, porque el jueves a las 16:45 el rojinegro recibirá a Aldosivi en el Coloso Marcelo Bielsa, con el Negro sumamente cuestionado por la hinchada. Una nueva derrota podría precipitar su salida.