Hace menos de dos semanas, Nadia Podoroska le puso punto final a la mejor temporada de su carrera profesional. Este lunes, la tenista que se convirtió en una de las revelaciones de Roland Garros confirmó su regreso al país y lo hizo con una feliz foto en Rosario junto a sus padres.

La deportista de 23 años vive en Alicante, España, pero aprovechó el tiempo libre después de disputar el último torneo de 2020 para un reencuentro con sus seres queridos. Marcelo, su papá, e Irene la recibieron después de varios meses y se dieron el gusto de posar los tres juntos en la intimidad del hogar.

La semifinalista del Grand Slam francés dejó en claro que no improvisó ni cayó con las manos vacías en la vuelta a la Cuna de la Bandera. Así se lo pudo ver a su padre luciendo una nueva remera oficial del certamen en el que su hija fue una de las principales figuras a pesar del contexto atípico por la pandemia de coronavirus.

“Si hay algo que disfruto en la vida es volver a casa y pasar tiempo en familia. Rosario es definitivamente mi lugar en el mundo”, expresó la tenista a través de su cuenta de Instagram al compartir la imagen con sus fans.