Pese a ser eliminada en semifinales de Roland Garros, la rosarina Nadia Podoroska ganó un premio económico muy superior a todo el que había percibido en toda su carrera. Después de meses en los que puso en duda su continuidad en el tenis profesional por lo mucho que le costaba hacer frente a los gastos, la Peque finalmente tendrá tranquilidad económica por un buen tiempo.

Hasta antes del Grand Slam de París, la tenista de 23 años había ganado un total de u$s301.547, pero sólo con Roland Garros percibirá u$s1.431.821,74 por haber llegado a las semifinales desde la fase de clasificación, lo que implicó que tuviera que jugar tres partidos más que el resto.

Podoroska EFE/EPA/YOAN VALAT

A diferencia de lo que ocurre con los hombres, las mujeres tienen muchas menos competencias profesionales, y mucho más complicada la tienen las latinoamericanas, sin torneos oficiales de la WTA en la región. Por esta razón, Podoroska tuvo que radicarse en Alicante, España. Reveló que para costearse el viaje a Europa, un amigo le prestó plata, sus entrenadores le cobran menos de lo que deberían y alquila casas junto a otras jugadoras para ahorrar gastos.

Hasta ahora sus principales ingresos venían de dos torneos de 2019, de u$s25 mil cada uno, y la medalla de oro de los Panamericanos 2019, que le valió finalmente el apoyo económico del Estado. Este año, en Roland Garros se redistribuyó el dinero de las últimas rondas para aumentar el premio de la fase previa 27% con respecto al año pasado, de modo que todos los deportistas se aseguraran un piso económico.

Podoroska (AP Photo/Christophe Ena)

La rosarina cosechó u$s60.591,30 por sus tres triunfos en la fase previa y sumó u$s1.371.230,44 por llegar hasta las semifinales del cuadro principal.