En una de las presentaciones más destacadas desde que comenzó el programa, Morena Greppi se convirtió este lunes en la primera rosarina en “La Voz Argentina”. Luego de la transmisión, reveló por qué eligió el equipo de Mau y Ricky, entre otros detalles sobre su debut en televisión.

//Mirá también: La rosarina Morena Greppi enamoró a todo el jurado de “La Voz Argentina”

Como amante del jazz, la cantante eligió interpretar parte de “Lullaby of Birdland” y conquistó a todo el jurado del reality show más visto de Argentina. Si bien en un reportaje previo comentó que Ricardo Montaner era uno de los que más le gustaría tener como coach, aclaró que no tenía resuelto nada de antemano.

“Siempre dije que iba a decidir por lo que me dijeran en ese momento si alguien se daba vuelta”, explicó este martes la joven de 22 años. Sobre el momento posterior a la audición a ciegas, destacó que los venezolanos la convencieron porque se refirieron a su “miedo más grande” de ir a “La Voz”.

//Mirá también: Gustavo Tacchi tuvo un debut soñado en “La Voz Argentina”

En el programa, Ricky Montaner destacó que Morena tiene “una de esas voces únicas que escuchas una vez y sabes que es ella”. El día después del programa, ella explicó: “No quería que me cambien mucho mi estilo o me hagan cantar otras cosas”.

“El universo me está diciendo que los elija”, concluyó la rosarina entusiasmada mientras compartía su alegría a través de redes sociales. En el video confirmó que ya estuvo ensayando con el dúo y añadió que su segunda opción era Lali Espósito.

Con suerte en la primera audición

Además del talento que sacó a relucir en la pantalla, la cantante reveló que tuvo una cuota de suerte cuando decidió anotarse para participar en “La Voz Argentina”. Sobre su primera audición, recordó: “Prácticamente obligué a mi amigo a que me acompañe”.

“Había llovido y no había nadie en la cola. No tuvimos que esperar”, recordó sobre el día en que fue a inscribirse para competir en el reality show.

Entre otras cuestiones sobre su exitoso debut en televisión, Morena contó que uno de los problemas menores fue la ropa que eligió. En este sentido, comentó: “Me costó mucho decidirme como buena geminiana”.