Milton Caraglio acordó su regreso a Rosario Central tras su desvinculación del Atlas de Guadalajara, pero no llegará a tiempo para sumarse al plantel canalla que el próximo jueves 15 de julio enfrentará a Deportivo Táchira por los octavos de final de la Copa Sudamericana.

//Mirá también: Rosario Central sumará euros con la llegada de Franco Cervi al Celta de Vigo

“Estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para conseguirle un vuelo desde México a nuestro país para que esté con el plantel lo antes posible, pero es muy complicado regresar en medio de una pandemia, ya que deberá someterse a un período de cuarentena”, explicó a Télam el secretario de Central, Guillermo Hanono.

En este sentido, el dirigente canalla advirtió que se está analizando si el delantero puede volver al país o a Uruguay, si es que se puede llegar desde México. “Una vez que regrese debe cumplir con el aislamiento, así que creemos que ya no va llegar para jugar el primer partido de la Sudamericana, en Venezuela”, dijo.

El atacante rosarino de 32 años se sumará a préstamo por 18 meses, con opción a un año más, y volverá al club del barrio de Arroyito, donde inició su carrera. En tanto, los dirigentes de Central aguardan la decisión del ex zaguero canalla Santiago García, quien en caso de aceptar la oferta se convertirá en el segundo refuerzo del equipo del Kily González.

El mellizo García, quien el jueves cumplirá 33 años, es un marcador central zurdo, que hizo las divisiones inferiores, jugó fugazmente en la primera de Central, y que estuvo últimamente en Deportes Unión La Calera, de Chile.

//Mirá también: Rosario Central confirmó la vuelta de Milton Caraglio como el primer refuerzo

El representante de García y de Caraglio, el abogado rosarino Cristian Le Bian, declaró a la emisora LT8 que “Central siempre estuvo interesado en Santiago. Él rechazó ofertas de Vélez y San Lorenzo porque su prioridad es Europa. No es la misma situación de Caraglio”.

En tanto, la negociación por el pase a préstamo del volante zurdo paraguayo Brahian Ayala aparece estancada por una diferencia entre los clubes dueños de la ficha, Guaraní y Rubio Ñu, quienes no se ponen de acuerdo en el reparto de los porcentajes. Por su parte, Talleres de Córdoba hará una oferta por la compra de un porcentaje del pase del volante central Cristian Villagra, y se estima que Central la aceptará.