La Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) señaló a dos rosarinos entre los principales narcotraficantes que siguen operando desde prisión. El informe que tomó estado público este lunes menciona a Mario Segovia y a Ariel Máximo “Guille” Cantero dentro del diagnóstico para diseñar un plan que permita impedir el uso de celulares en las cárceles. provinciales y federales.

//Mirá también: Las bandas jaquean a Rosario desde la cárcel por la senda de “Los Monos”

El “Rey de la Efedrina” está alojado en el penal de Ezeiza y hace dos semanas fue procesado como líder de una organización dedicada al contrabando de armas. El líder de “Los Monos”, en cambio, se encuentra en Marcos Paz a la espera del veredicto del juicio por balaceras contra magistrados y policías que investigaron a la banda.

Según las autoridades, Cantero está a la altura de Marco Antonio Estrada Gonzales entre una veintena de narcotraficantes que siguen ligados a esa actividad aunque están tras las rejas. Por eso quieren crear una mesa de trabajo interdisciplinaria para prohibir el acceso a teléfonos móviles en casos puntuales de internos ligados al crimen organizado.

//Mirá también: Procesaron por contrabando de armas a Mario Segovia, el “Rey de la Efedrina”

El documento que lleva la firma del titular de entidad, Diego Iglesias, fue presentado ante el procurador de la Nación, Eduardo Casal. La mayoría de las personas mencionadas ya fueron condenadas pero aún coordinan tanto el transporte como la venta de drogas, así como “otros delitos vinculados, ya sea lavado de activos, homicidios, secuestros extorsivos o amenazas”.

“El objetivo de este trabajo es exponer los problemas que este fenómeno presenta para la persecución penal desde la óptica del Ministerio Público Fiscal”, reza el informe al que tuvo acceso Télam.

Un problema en cárceles provinciales y federales

Según el relevamiento de la Procunar, el lazo de los capos narco con sus bandas fuera de prisión se sostiene tanto en penales federales como provinciales. Al respecto, indicaron que “el problema excede las circunstancias específicas de una institución en particular o de las características de determinada organización”.

El organismo advirtió en los casos relevados la presencia de personas en el exterior de las cárceles que llevan a cabo “actividades ilícitas” organizadas por “eslabones superiores” que se encuentran privados de la libertad.

“En la mayoría de los casos, la comunicación con las personas del exterior se llevó a cabo a través de dispositivos de telefonía celular, ya sea de uso individual como también compartido entre diversas personas detenidas”, dice el informe de unas 20 páginas.

En el escrito, se mencionan los casos de “Marcos” Estrada Gonzáles, que comandó la venta de drogas durante años en la villa 1-11-14 del Bajo Flores y actualmente se encuentra detenido en la cárcel del Marcos Paz. En el caso de “Guille” Cantero se refirieron a su estadía en Piñero, al sur de Rosario.

“Guille” sí y el “Rey de la Efedrina” también

Así como detectaron que Segovia seguía organizando delitos complejos desde Ezeiza, la Procunar recordó que lo mismo ocurrió en ese penal con Néstor Fabián Rojas, ligado al Primer Comando de Frontera y el tráfico de drogas desde Paraguay a través de Misiones. Otro delincuente en la lista es Carlos Alberto Bareiro, condenado por la causa narco de Itatí, quien desde la Unidad Penal 7 de Chaco seguía liderando la venta de estupefacientes.

“Se propone la conformación de una mesa de trabajo que convoque a distintas áreas del MPF con incidencia en la materia y a otros organismos vinculados con la temática, para intercambiar diagnósticos, sugerencias y establecer un plan de política criminal que permita el abordaje de este fenómeno criminal específico”, concluye el escrito.