Dos meses después del allanamiento de la casa de su familia en Fisherton, Mario Roberto Segovia fue procesado por contrabando y acopio ilegal de armas de fuego. La Justicia federal señaló al “Rey de la Efedrina” como el líder de una banda que también fabricaba explosivos y estaba vinculada al narcotráfico a pesar de que él se encuentra tras las rejas.

//Mirá también: Secuestran un arsenal y detienen a cinco allegados y familiares de Mario Segovia, el “Rey de la Efedrina”

El Ministerio Público Fiscal (MPF) entiende que el rosarino dirigía la organización desde la cárcel de Ezeiza. En la causa figuran otras cinco personas imputadas para quienes se dictó la prisión preventiva. Además se trabaron embargos de entre 20 y 40 millones de pesos.

En la resolución del Juzgado Federal 2 de Lomas de Zamora se apunta como probables miembros de la asociación ilícita a Matías y Hernán Segovia. El primero tiene 21 años y es el hijo del narcotraficante condenado. El otro es su hermano. La lista de sospechosos se completa con su cuñado Gonzalo Rodrigo Ortega y Ezequiel Hernán Bergara.

//Mirá también: La Corte ratificó la condena contra Mario Segovia, el “Rey de la Efedrina”

El procesamiento había sido solicitado por el fiscal federal 1 de Lomas de Zamora, Sergio Mola, y el titular de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), Diego Iglesias.

“Escobas” en las escuchas telefónicas

Según la resolución, la banda operó al menos desde septiembre de 2016 hasta el 13 de julio pasado. “Las comunicaciones registradas expusieron que los implicados se referían a la comercialización de armas bajo el término ‘escobas’ para evitar que se descubra el verdadero contenido de las comunicaciones”, señaló el informe de los fiscales.

En las escuchas telefónicas detectaron además “operaciones de compra de ketamina” y conversaciones sobre “fabricación y transporte de drogas sintéticas”.

Parte del armamento fue hallado durante un megaoperativo que incluyó la casa de Segovia en el barrio Fisherton.@HernanFunes | Twitter

De acuerdo a la acusación, la banda obtenía materiales que ingresaban al país por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza en piezas desarmadas mediante distintas encomiendas. Luego se fabricaban explosivos y armas de guerra de uso prohibido, particularmente de fusiles. Los paquetes eran enviados a Rosario, donde se encontraba el núcleo de la organización.

Durante la investigación se secuestró una encomienda con un fusil semiautomático calibre 5,56 milímetros del tipo m4 (Plataforma AR 15) sin marca ni numeración. En otra se hallaron materiales que podían convertirse en tres supresores (silenciadores) y también se decomisaron tres bloques de explosivos TNT.

Usaban correos electrónicos del Gobierno de Formosa

A pesar de encontrarse preso, al “Rey de la Efedrina” lo acusan de haber ingresado sin autorización a correos electrónicos del Gobierno de Formosa. El objetivo era capacitarse y adquirir materiales explosivos y armamentos para la organización mediante una maniobra también atribuido a otro supuesto miembro de la asociación ilícita.

Las fuerzas federales realizaron los allanamientos para desbaratar la organización en julio.@HernanFunes | Twitter

El informe judicial detalló que los acusados “usaban esas casillas para contactarse con empresas extranjeras proveedoras de materiales y detonadores de explosivos y requerir información sobre capacitaciones y cursos para su utilización”.

Por otro lado, a principios de este mes, la Cámara Federal de Casación rechazó conceder salidas transitorias a Segovia, detenido desde el 23 de noviembre de 2008. Su condena por tráfico de drogas vence el 22 de mayo de 2026.