Conseguir un título con la Selección mayor era la deuda pendiente de Leo Messi, muchos dolores de cabeza le trajo esto, tanto así que en un momento se alejó de la celeste y blanca pero fue solo para tomar impulso y el último sábado consagrarse campeón de la Copa América. Para lograr esto todo el plantel tuvo que aislarse durante casi dos meses y la foto que compartió Antonela Roccuzzo deja a la vista cuanto extrañaron a la “Pulga” en casa.

//Mirá también: El emotivo reencuentro de Lionel Messi con Antonela en Rosario

“No suelto a papi”, fue el tierno mensaje que acompañó la foto de Messi abrazado en la cama con Mateo. Tantos días de aislamiento hicieron que los pequeños extrañen a su papá y por eso ahora no lo sueltan por nada del mundo. Ningún rival logró marcar tan de cerca al 10 argentino.

Leo Messi de nuevo en casa y abrazado a su hijo Mateo.@antonelaroccuzzo | Instagram

Esto quedó a la vista también cuando Messi llegó a Rosario, después de abrazarse en el aeropuerto con su mujer, al llegar a su casa se fundió en un conmovedor abrazo con Thiago, Mateo y Ciro que salieron emocionados a verlo.

//Mirá también: Ángel Di María volvió a Rosario exultante y celebró el cumpleaños de su esposa

No hace falta aclarar lo importante que es para el capitán de Argentina su familia: después de la tan ansiada consagración lo primero que hizo fue llamar a Antonela y mostrarle la medalla dorada a sus hijos con la felicidad de un nene con juguete nuevo. A pesar de la grandeza y todas las copas que Messi levantó, el sábado demostró que esta vale mucho mas que todas.