Por el incendio en la sede de Rosario Central internaron este miércoles al custodio que estaba en servicio cuando arrojaron nafta con un balde y prendieron fuego. Según el parte médico, la víctima sufrió quemaduras en la cara y las manos luego del ataque registrado a la madrugada.

La subdirectora del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), Andrea Becherucci, informó que el joven de 23 años se encontraba “estable y lúcido” tras haber sido atendido por los médicos. “Estuvo conversando con nosotros y sigue en observación”, comentó.

Según el diagnóstico en el efector municipal, el vigilador tiene quemaduras AB en las manos, mientras que las lesiones del rostro son más superficiales. Luego de la atención inicial en la guardia, estimaron que continuará internado durante el resto de la jornada.

Cuando charló con los médicos, el custodio contó que reaccionó cuando rompieron los vidrios y el fuego comenzó a propagarse dentro de la sede. “Se escondió abajo de un escitorio”, precisó Becherucci ante la consulta de Radio 2 sobre el testimonio del paciente al que recibieron a las 2.50 luego del traslado desde Mitre al 800.

La subdirectora del Heca confirmó que la víctima fue asistida en el lugar por personal del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies). Se trata de la única persona lesionada en el siniestro que provocó importantes daños materiales dentro de la sede de Central.