Humo en Rosario: ambientalistas protestaron y el fuego no se detiene

Tras la lluvia de cenizas del sábado, se realizó una manifestación contra los incendios en las islas.

Humo en Rosario: ambientalistas protestaron y el fuego no se detiene

Luego de la invasión del humo y las cenizas en Rosario, este domingo se llevó a cabo una protesta contra los incendios en las islas del Delta del Paraná. En paralelo con el reclamo de una ley de humedales, el fuego no se detuvo y siguió activo durante toda la jornada en la provincia de Entre Ríos.

Desde la organización ambiental El Paraná No Se Toca precisaron que el foco está en un sector ubicado al norte del puente a Victoria. Desde allí las llamas se propagaron hacia el sur durante el sábado.

La manifestación comenzó cerca del mediodía en Oroño y el río.
La manifestación comenzó cerca del mediodía en Oroño y el río. Foto: @eco.deconstruccion

A la hora de repasar la situación, integrantes de la agrupación señalaron que el fuego sólo dejó de avanzar hacia el sur cuando llegó al canal de servicio y el terraplén de la Ruta Nacional 174. No obstante, partículas del material quemado atravesaron el río y llegaron hasta Rosario, donde el aire se volvió irrespirable.

Frente a la situación registrada al otro lado del Paraná, alrededor de cien personas se concentraron este domingo en la costanera central para exigir que terminen las quemas intencionales en el humedal. Cerca del extremo norte de Bulevar Oroño exhibieron carteles que advertían sobre el “ecocidio” que afronta la región y pidieron: “Basta de humo”.

De acuerdo al análisis de las imágenes satelitales, representantes de El Paraná No Se Toca apuntaron que el incendio se desató a nueve kilómetros de uno de los faros de conservación montados para prevenir estos episodios. “Si no hay responsables identificados, algo está fallando. La prevención debería ser la prioridad”, concluyeron.