El microcentro de la ciudad tuvo un movimiento atípico este lunes debido a los coletazos de la crisis económica agravada por la pandemia. Mientras continuaba la liquidación en Falabella, Garbarino cerró sus locales en Rosario y los trabajadores denuncian que no fueron notificados sobre la medida.

//Mirá también: Garbarino no reabrirá su sucursal en Rafaela

El personal de la cadena de electrodomésticos y artículos para el hogar se encontró con las persianas bajas a la mañana en el local de la peatonal Córdoba. La postal se repitió en Alto Rosario Shopping y otros dos puntos de venta sin explicaciones respecto de la situación de la compañía.

La fila de clientes de Falabella ocupó buena parte de la peatonal por la tarde. (@lucasameriso)TW / @lucasameriso

Voceros de la conducción local de la Asociación Empleados de Comercio (AEC) confirmaron que solicitarán la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación. A su vez, informaron que el conflicto laboral comenzó “hace varios meses y se venían teniendo audiencias” en la cartera para arribar a una solución.

//Mirá también: “Nos abrazamos entre todos y lloramos”, se lamentaron los trabajadores de Falabella

“Nos encontrábamos en estado de alerta por la situación, pero este cierre se da de forma intempestiva y sin motivo”, afirmaron desde el gremio mercantil. En cuanto a los antecedentes, apuntaron que la empresa venía incumpliendo los pagos de salarios a los empleados, algo que ya se había dado el año anterior en el inicio de la cuarentena por coronavirus.

El local ubicado entre Mitre y Entre Ríos no abrió al público a la mañana. (Juan José García)Juan José García

Al enterarse del cierre, directivos del sindicato fueron a los locales de Garbarino para contactarse con los trabajadores. Más tarde iniciaron los trámites formales para pedir la “urgente regularización de su situación laboral” ante la compañía.