La foto de un joven colgado de un árbol se viralizó y este lunes se abrió una investigación administrativa en la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Su novia denunció que lo drogaron durante la fiesta y quedó “crucificado” hasta el amanecer en el predio de La Siberia.

La imagen se replicó en redes sociales durante el fin de semana luego del evento en inmediaciones del barrio República de la Sexta. Ante esta situación, el rector Franco Bartolacci impulsó el trámite de un sumario para determinar la responsabilidad de la institución frente a lo ocurrido y aplicar las sanciones correspondientes.

Según el relato de la pareja de la víctima, fueron a la fiesta por invitación de un amigo de él y se separaron cuando ella fue al baño. En ese momento, otras personas que estaban ahí le convidaron fernet y empezó a sentirse mal, por lo que fue hacia la parte del predio más cercana a la barranca frente al río Paraná.

La joven no tuvo más noticias de su novio hasta las 6.30, cuando éste la llamó y le contó lo ocurrido. Además se enteró de que le habían robado. Una hora antes, el personal de seguridad del Centro Universitario Rosario (CUR) lo había desatado para bajarlo.

La pareja del muchacho criticó a quienes estaban vigilando el predio de La Siberia porque “se reían y le hacían chistes”, según comentó ante la consulta de Radio 2. Por su parte, el rector Bartolacci dictó la prohibición de este tipo de eventos que no sean organizados en “instancias institucionales” de la UNR.