Una mujer de 42 años falleció este martes a la madrugada en Murphy, donde denunciaron que un policía la mató de un balazo en la cabeza. De acuerdo a la versión preliminar, la expareja de la víctima se disparó después del femicidio y falleció luego de su internación.

El crimen de Marina Espíndola ocurrió alrededor de las 2 de la mañana en la localidad ubicada 150 kilómetros al sudoeste de Rosario. En primera instancia, las autoridades detectaron que el agresor utilizó su arma reglamentaria cuando ingresó a la vivienda.

La mujer asesinada tenía tres hijos. La denuncia que quedó en manos del fiscal Horacio Puyrredón indica que uno de ellos estaba en la casa en el momento en Gabriel Robles mató a su madre. El niño salió a pedir auxilio y una vecina llamó a policía al advertir lo que ocurría.

El hombre de 50 años estaba herido de gravedad cuando sus colegas llegaron al lugar. Desde allí lo trasladaron hasta el Hospital Alejandro Gutiérrez en Venado Tuerto, donde falleció cerca de las 4 de la mañana.

Según informó Venado 24, Robles había sido denunciado por violencia de género. Actualmente estaba en servicio en la comisaría de Melincué luego de haber tomado una licencia psiquiátrica en el departamento General López.