En medio de la situación sanitaria más crítica registrada desde el inicio de la pandemia a nivel local, este domingo se confirmó la muerte por coronavirus del jefe de la Policía de Rosario. El fallecimiento de Adrián Forni trascendió días después de su internación a raíz de la enfermedad.

//Mirá también: Vuelven a cambiar al titular de la Policía de Rosario y ya son cuatro los jefes echados en 2020

El director de la Unidad Regional II tenía 52 años y se encontraba alojado en el Sanatorio Parque. Durante la semana había sido hospitalizado a raíz de un cuadro febril vinculado al contagio por COVID-19 en medio de la segunda ola de contagios en Argentina.

Forni llevaba poco más de 5 meses en el cargo dentro de la fuerza. En diciembre había sido nombrado como el quinto jefe a nivel local durante la gestión del entonces ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain.

//Mirá también: Desplazaron al comisario Adrián Forni como jefe de la Tropa de Operaciones Especiales

Luego de la renuncia y la asunción de Jorge Lagna al frente de la cartera, el comisario continuó al frente de la Unidad Regional II y no hubo grandes movimientos en el resto de las cúpulas departamentales.

La muerte del jefe policial se confirmó a dos meses del inicio de la campaña de vacunación contra el coronavirus para personal de las fuerzas de seguridad. En ese momento, el Gobierno provincial precisó que la inoculación para los efectivos apuntaba a proteger a personas de entre 18 y 59 años con comorbilidades como parte de la población objetivo para afrontar la pandemia.

Antes de asumir la conducción de la Unidad Regional II, Forni fue titular de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE). Posteriormente trabajó dentro de una unidad especial vinculada al programa de protección de testigos en la provincia.