En el cierre de una de las semanas más tensas desde que llegó a Newell’s, Frank Darío Kudelka expresó “bronca e insatisfacción” por la labor del equipo. Algo similar planteó el director técnico ante los rumores de renuncia en vísperas del duelo con Talleres y afirmó: “El mensaje que bajamos es el mismo de siempre”.

“Están todos esperando a ver cuándo corre sangre y yo sólo tengo fortaleza para afrontar esta situación”, respondió el entrenador a la hora de referirse a su posible salida. Si bien admitió que el presente no es bueno, señaló: “Gracias a Dios opciones siempre tengo, pero nosotros no somos mercenarios. No me da lo mismo”.

En conferencia de prensa antes de afrontar la tercera fecha de la Copa de la Liga Profesional de Fútbol en Córdoba, el ex Unión y Talleres dejó en claro que espera una mejora en la cancha. “El equipo no funciona y me siento muy mal por eso, no porque no tenga ganas y no le siga poniendo el pecho”, comentó.

Kudelka admitió que a veces los jugadores no le responden a un DT, pero consideró que en este caso no se trata de falta de confianza. En cambio, planteó que la Lepra padece “el momento de gestionar el plantel” entre las lesiones y el recambio de futbolistas. Así y todo, insistió en que la tarea directiva para buscar refuerzos “fue muy buena”.