Encefalomielitis Equina: la ONG Liberación Caballos Rosario en alerta por un brote en el refugio

Un caballo murió el lunes y hay dos yeguas infectadas. Mientras aguardan la vacuna nacional, sostienen que los animales tienen “una muerte espantosa”.

Los caballos están en peligro
Los caballos están en peligro Foto: @liberacioncaballosrosario

El reciente brote de Encefalomielitis Equina puso en alerta a las autoridades sanitarias de Santa Fe, en medio de una multiplicación de casos que preocupa a los dueños y rescatistas de caballos. En ese marco, la ONG Liberación de Caballos Rosario advirtió que la enfermedad empezó a circular en su campo y ya murió un animal.

El refugio, que alberga alrededor de 90 equinos rescatados del maltrato y el abandono, ya sufrió la pérdida de su primer caballo el lunes y las autoridades informaron que hay dos yeguas infectadas del virus que es irreversible y posiblemente las mate en algunas horas.

Claudia Lobos, integrante de la ONG, habló con la prensa sobre el flagelo y sostuvo que los animales “tienen una muerte espantosa y sufren muchísimo. Tienen una marcha deficiente, mueven la cabeza, se caen, gritan y se revuelcan. Realmente es horrible y la pasan muy mal”, precisó.

Y agregó: “La enfermedad se transmite rápidamente. El vector es un mosquito, pica al ave que tiene el virus y luego pica al caballo y lo contagia. Entre caballos no hay contagios, pero el brote ya está presente en el campo”. El contexto tiene una complicación extra: como se trata de caballos rescatados, muchos vienen con problemas de salud y el sistema inmunológico severamente comprometido.

Las razones por las que no existe una vacuna masiva

Por otra parte, Lobos hizo hincapié en que “en 2016 la administración política de ese momento sacó la vacuna del calendario obligatorio porque no había casos hacía mucho tiempo, por lo que se dejó de vacunar y ahora reflotó la enfermedad”.

Lobos explicó que a partir de esa fecha las vacunas dejaron de hacerse masivamente y el refugio no puede afrontar la compra del medicamento. Por eso pidieron ayuda económica a la comunidad y aguardan la vacuna que está fabricando un laboratorio nacional.

Por otra parte, Senasa ya está al tanto del brote y les dio las indicaciones correspondientes. Sin embargo, los veterinarios del refugio sólo pueden ocuparse de medicaciones para paliar los síntomas, ya que el cuadro es irreversible y la enfermedad mortal la mayoría de las veces.

Temas Relacionados