El 80% de cada playa rosarina deberá estar libre de humo, por lo que se reducirá al mínimo el espacio para fumadores, de acuerdo a la última ordenanza aprobada por el Concejo Municipal de la ciudad.

La iniciativa, que había sido presentada por la concejala de Cambiemos, Renata Ghilotti, abarca el balneario La Florida, la Rambla Catalunya, e instituciones públicas y privadas que cuenten con playas o espacios linderos al Paraná.

Todas las instituciones, establecimientos, concesionarios y/o empresas que exploten y/o administren los balnearios municipales a que hace referencia el artículo anterior deberán dar cumplimiento a los siguientes requisitos, según el texto:

1. Colocar en lugares visibles señalética que indique la existencia del sector para “no fumadores”, con la expresa indicación respecto a la prohibición de fumar.

2. Colocar en lugares visibles señalética que indique la existencia del sector para “fumadores”.

3. En el sector para “no fumadores”, deberán colocarse recipientes acordes para depositar las colillas de los cigarrillos, los que se ubicaran a una distancia máxima de 5 metros entre sí y respecto a las líneas divisorias con el sector “fumadores”. Estos recipientes estarán pintados de color brillante y deberán contener la leyenda “Fumar es perjudicial para la salud-cuidemos nuestras playas”.

4. Deberán coordinar la recolección del material contaminante con las Secretarias y Dependencias municipales que corresponda, como así también organizaciones no gubernamentales y asociaciones ambientales.

Esta ordenanza entrará en vigencia a los 180 días corridos contados a partir de su promulgación. En dicho período el municipio realizará campañas y acciones de difusión masiva del contenido de la misma con el objetivo de concientizar a la ciudadanía en general sobre el consumo de cigarrillos y su disposición final en los sectores de playa de la costanera rosarina y a los fines de prevenir la contaminación y preservar la naturaleza.