Cuando a la madre de Mariano Malvar se le detectó cáncer, el joven conoció de cerca los efectos devastadores de la quimioterapia. Como una forma de aliviarle esos dolores, y charlando del tema con amigos y familiares, llegó a una muestra de cannabis medicinal. “No conocíamos su composición química, cómo se tomaba ni de qué manera se conservaba, pero aun así insistimos, en que lo tomara porque creíamos que podía ayudarla”, relató. La mujer falleció tiempo después, pero lo que ocurrió poco después marcaría una nueva etapa en la vida del muchacho.

A Mariano se le ocurrió enviar la muestra a la UNR (Universidad Nacional de Rosario) para que fuera analizada y luego acercada a su padre, que estaba pasando un momento complicado, pero el resultado no fue precisamente el esperado. “Me encontré con que en verdad era un placebo, sin ningún rastro de cannabinoides”, dijo a Vía Rosario sorprendido.

Cannabis medicinal

Fue entonces que decidió involucrarse de lleno en el tema a partir de la investigación y formación en la materia, con el fin de armar algo que pudiera ayudar efectivamente a quienes por razones de salud necesitan del cannabis medicinal. De este modo nació el Centro de Estudios Interdisciplinarios de la Salud (CEIS), encargado de promover la investigación médica y científica del uso terapéutico y/o paliativo del dolor de la planta de cannabis.

Además de brindar asesoramiento y asistencia profesional, la entidad coordina actividades educativas y formativas dirigidas a la población en general, profesionales y empresas. “Hoy son más de 200 los usuarios que se tratan a base de cannabis con una alta efectividad en sus tratamientos”, dijo respecto a la institución que preside.

El CEIS está compuesto por un grupo interdisciplinario de médicos, psicopedagogas, psicólogos y otros profesionales que en función de la sintomatología y del diagnóstico que hacen del paciente, determinan un tratamiento a seguir en base a un tipo de aceite en particular. A partir de entonces realizan un seguimiento semanal para monitorear su evolución.

Lanzamiento de Cannábica Foto: Gobierno de Santa Fe

Con este antecedente, Malvar dio un paso más y junto a otras entidades armó Cannábica, la primera exposición de profesional latinoamericano de la cadena de valor del cannabis y el cáñamo que se realizará del 6 al 9 de octubre de este año en La Rural de Rosario, y cuya presentación se realizó días atrás con la presencia de autoridades municipales, provinciales y dirigentes empresariales.

“La industria cannábica tiene una potencialidad enorme, que va más allá de lo medicinal, y muchos otros sectores como el agropecuario, el metalúrgico, biotecnológico, textil, plástico, entre otros pueden verse muy beneficiados”, manifestó y agregó que la idea del encuentro será conectar a distintos actores para sacar mayor tajada de un negocio que alcanzará los u$s4.500 millones en Latinoamérica en 2025.

Santa Fe y sus avances en la producción de cannabis medicinal

El Ministerio de Producción Ciencia y Tecnología, junto al Laboratorio Farmacéutico Industrial (LIF) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) está conformando un centro experimental modelo en Monte Vera, que contará con el desarrollo e investigación de tres diferentes formas de cultivo (exterior, interior y bajo cubierta) y un laboratorio experimental de extracción, purificación y caracterización de sustancias cannabinoides con calidad farmacéutica.

Además, a fines del año pasado, el LIF presentó el primer lote de su producción de aceite de cannabis medicinal, el cual será utilizado para tratar pacientes que padecen de epilepsia refractaria en el sistema de salud público.

¡Queremos contar tu historia! Nos interesa lo que tenés para contarnos, escribinos a historias@viapais.com.ar y un periodista de nuestra redacción se va a comunicar con vos.