En las últimas horas se dio a conocer que una médica integrante del Comité de Bioética, Silvia Martínez, creó una guía para los profesionales de salud del Hospital Provincial de Rosario en donde exponen el argumento de las posibles elecciones de vida de un paciente u otro en caso de un colapso. “Al igual que en una catástrofe, hay pacientes que se dejan de lado”, sostuvo.

//Mirá también: La ocupación de camas críticas en Rosario llegó al 99% en el sector público

En el marco de la segunda ola de coronavirus y de la ocupación al 99% de las camas de terapia intensiva en la ciudad de Rosario, Martínez dialogó con Radiópolis, y confirmó que en el Hospital Provincial ya tiene listo un documento que enseña cómo actuar en caso de emergencia sanitaria.

Según reveló la profesional, la información ya se ha distribuido en guardia y en salas generales. El mismo tiene la finalidad de darle apoyo, contención y claridad al personal médico en caso de que deban tener que decidir entre la vida de un paciente u otro.

Hospital Provincial de Rosario. (Gobierno de Santa Fe)Gobierno de Santa Fe

Es lo mismo que en una catástrofe, en la que hay una franja de pacientes que posiblemente pudieran estar vivos pero muy graves que se dejan de lado. Es lo que desgraciadamente estamos haciendo ahora, con los criterios lógicos”.

La médica comentó que hasta el momento no han tenido que ponerlo en la práctica, pero que la situación está complicada. “Hoy tenemos limitados los recursos y las camas están completamente limitadas, la situación es dramática. Nunca pensamos que íbamos a estar en una situación como esta”, resaltó, y agregó que tuvieron que adaptarse a esta realidad: “El año pasado hicimos una recomendación porque parecía que venía el tema pero por suerte después se alivió, pero este año tuvimos que readaptar el escrito que habíamos hecho en estrategias de resignación de recursos, las escribimos para este año malo y trágico por las camas ocupadas que hay, y las distribuimos. Es una base, un acompañamiento, son recomendaciones no vinculantes pero en apoyo a los que están en el frente de batalla”.

//Mirá también: Críticas por el cierre de Iglesias: “¿Por qué mejor no previenen fiestas clandestinas?”

En el marco de la entrevista, y para dar tranquilidad o más bien, información a la sociedad, la profesional contó de qué se trata el documento en el que se clasifica en niveles, A, B, C y D, basados en las comorbilidades, el estado previo, la fragilidad y la expectativa de vida del paciente: “Los A son pacientes con nivel bueno de salud previo al ingreso, el B con patologías limitantes pero C y D son pacientes ancianos con gran fragilidad en su salud con pocas posibilidades, en base a eso se clasifica”, detalló.

Tras este angustiante aporte, Martínez comentó que los profesionales deben tener la cabeza fría para evitar que la situación los afecte: “El paciente se trata con todos los recursos que puede y hay que hablar con el familiar con toda la delicadeza y prudencia y se le explica la realidad”.

Finalmente y para el alivio de todos los rosarinos, la mujer confesó que hasta el momento no se ha puesto en práctica ninguna guía: “No nos tocó aún tener que elegir quién vive, pero estamos preparados, tenemos que hacerlo para ser justos”.