El ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, presentó este martes a las nuevas autoridades de la cartera tras la renuncia masiva frente a una denuncia de espionaje ilegal. Un gendarme retirado se incorporó a la gestión como parte de las medidas para frenar los homicidios y la violencia en Rosario.

Claudio Brilloni fue director general de operaciones de la fuerza federal hasta 2019. Antes trabajó en la provincia como coordinador del trabajo con la policía durante la gestión de Patricia Bullrich a nivel nacional.

“Nos costó mucho convencerlo cuando ya tenía otro horizonte”, afirmó Lagna sobre el nuevo funcionario. El comandante general retirado asumió como secretario de Prevención y Control, uno de los cargos que quedó vacante hace casi dos semanas.

Brilloni cumplió 59 años el mes anterior y es una de las autoridades que presentó el Gobierno de Santa Fe en el primero de dos actos previstos para la jornada. Junto a él asistieron Jorge Bortolozzi, secretario de Seguridad; Andrés Rolandelli, subsecretario de Investigación Criminal y Daniela Ghiorzi, directora de Centros Territoriales de Denuncias (CTD).

La nómina de nuevos funcoinarios se completa con Gustavo Pucheta. El flamante subsecretario de Seguridad Preventiva es santafesino y se retiró de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires como comisario mayor. Hasta ahora se dedicaba a la formación de nuevos agentes.

Traspaso del Servicio Penitenciario de Santa Fe

Además de confirmar nombres y rostros en torno al recambio en su gabinete, Jorge Lagna anunció que la cartera se hará cargo del Servicio Penitenciario de Santa Fe. De esta manera se revierte la decisión que se tomó en el inicio de la gestión de Omar Perotti, cuando se asignó esa función al Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos.

“Venimos complicados. El sistema está totalmente estresado con más de 1.100 detenido en comisarias”, comentó el funcionario sobre la situación actual. Además de las denuncias sobre los delitos instigados en Rosario por presos de alto perfil, remarcó que hubo un “crecimiento exponencial” en la ocupación de las cárceles de la provincia.

Finalmente, Lagna anticipó que revisarán el paquete de leyes propuestas por su antecesor Marcelo Sain. Como perdieron estado parlamentario, prometió retomar llos proyectos enviados. Además anticipó que enfatizará el “trabajo conjunto con actores sociales, políticos y la Justicia”.