Un policía de Rosario fue condenado a cuatro años y cinco meses de prisión por un robo fallido a un hombre, al que junto a dos cómplices le cruzaron el auto y le apuntaron con el arma reglamentaria para asaltarlo. Sin embargo, la banda no logró su cometido porque fue arrestada tras una denuncia.

//Mirá también: Finalmente será imputado el conductor que chocó y mató a un papá y a su hijo

A través de un procedimiento abreviado, el policía Marcelo Daniel Vivas (25), quien prestaba servicio en la seccional 26ta de la ciudad de Rosario, fue condenado por el juez Rodolfo Zavala, que homologó el acuerdo al que arribaron la defensa del policía con el fiscal del caso, Rodrigo Santana.

El intento de robo ocurrió el mediodía del 24 de octubre de 2019 en Lima y San Juan, en el barrio Echesortu, cuando Vivas y otras dos personas encerraron al conductor de un VW Up que circulaba por la zona. Según el fiscal, los atacantes encerraron con el vehículo en que se movían, un Honda Civic, “en múltiples oportunidades a la víctima con intenciones de robo”.

“Tras apuntarlo con armas de fuego en por lo menos dos oportunidades, lograron que la víctima detenga su marcha, descendiendo el imputado junto a otro masculino, portando armas de fuego en sus manos, y le exigen la entrega de dinero”, detalló el fiscal en la causa. Según sostuvo, los asaltantes conocían que la víctima era recaudador de la empresa para que la trabajaban, por lo que tenían el dato de que llevaba dinero.

El hombre primero intentó escapar en su auto tocando bocina, hasta que finalmente fue encerrado en San Juan y Lima y apuntado por el policía Vivas y uno de los cómplices. El fiscal Santana destacó que durante el intento de atraco, Vivas “se hallaba vestido con su uniforme policial, apuntando a la víctima con su arma reglamentaria” otorgada por el Estado santafesino.

“Soy la policía, te estás escapando”, contó la víctima que le gritaba el efectivo de la fuerza de seguridad para intentar que se detuviera.

//Mirá también: Se robaron diez frascos de vacunas contra el coronavirus en Rosario

Sin embargo, el robo no llegó a consumarse puesto que testigos del hecho llamaron a la central 911 y una patrulla motorizada lo evitó y detuvo a los tres asaltantes, dijeron voceros del caso. Mientras los otros dos detenidos continúan en proceso, el policía aceptó hoy la acusación y acordó cumplir una pena de 5 años y 4 meses, además del pago de una multa de $12.500.