El sindicato de trabajadores custodios (UPSRA) repudió el atentado incendiario a la sede céntrica del Club Atlético Rosario Central en el que resultó herido un vigilador de 23 años. “Responsabilizamos por el hecho a las fuerzas de seguridad que no previeron que esto podía ocurrir”, indicaron.

“Repudiamos este cobarde ataque el cual terminó dañando gravemente al vigilador Alexis Deabreu Leguizamón quien se encontraba cubriendo servicio de vigilancia en la sede de Rosario Central”, indicó Ariel Batrichevich, representante gremial de UPSRA, delegación Rosario.

Asimismo se agregó: “Nos da mucha bronca e impotencia que pague por una rivalidad entre Newells y Central, un trabajador que nada tiene que ver”. Por lo pronto, el dirigente gremial apuntó contra las fuerzas de seguridad: “Hacemos responsables a la policía, a la Federal, gendarmes y prefectura; ninguna de estas fuerzas fue capaz de prevenir algo que ya estaba anunciado”, apuntó.

Asimismo, se preguntó: “¿Que funciones cumplen estas fuerzas? Hasta ahora sólo las vi realizando controles de vehículos y no haciendo lo que tienen que hacer que es prevenir estos ataques”, se quejó el gremialista.