A horas del clásico rosarino y el dictado de nuevas medidas contra la pandemia del coronavirus, se anuncia un domingo nublado y caluroso en Rosario. Después de una primera jornada con muy buen tiempo, se anticipan lluvias y tormentas en el inicio de la semana que viene.

//Mirá también: La tormenta provocó al menos 31 árboles caídos y cuatro voladuras de techo

Lejos de lo que puede ser una una mañana típica de otoño en mayo, la ciudad amaneció con 15 grados de temperatura, el cielo apenas cubierto, humedad del 86% y buena visibilidad. La máxima prevista es de 28° y se espera que durante la tarde aumente la velocidad del viento desde el norte.

De acuerdo a los datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el tiempo empeorará a partir del lunes. Para la mañana hay baja probabilidad de precipitaciones aisladas, aunque las chances de tormentas crecen hacia la tarde. Si bien se calcula que el cielo no volverá a despejarse hasta el jueves, sólo hay alguna posibilidad de nuevas precipitaciones durante la mañana del miércoles.

//Mirá también: El alerta se cumplió y se desató una fuerte tormenta en Rosario

Además de prestar atención a la lluvia en Rosario, esta semana promete un fuerte descenso de temperatura el martes. Si bien la mínima probable para esa jornada es similar a las de los últimos días, la máxima para esa jornada es de apenas 18° y luego se anticipa que bajará un poco más.

Entre el jueves y el viernes, el termómetro puede llegar a marcar entre 8 y 9 grados, aunque el sábado ya promete alguna mejora para disfrutar de actividades al aire libre.