El Gobierno de Santa Fe y las fuerzas federales coordinaron este miércoles un operativo con 650 agentes para el Censo 2022 en Rosario. El día después del relevamiento, el ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, señaló que “las complicaciones están en el 12 % del territorio”.

El funcionario dio a entender que el despliegue de la policía junto a gendarmes y Prefectura Naval se armó con especial atención en algunos barrios de la ciudad. Al respecto, destacó que el cálculo de superficie sobre las zonas más conflictivas surge de la “propia provincia”.

Consultado en conferencia de prensa sobre el balance preliminar del Censo 2022, Fernández opinó: “Creo que es una tarea excelente en muy poco tiempo, bien desarrollada”.

El ex jefe de Gabinete de la Nación añadió que el relevamiento nacional incorporó un “elemento novedoso” con la versión digital. En este sentido, manifestó que la cantidad de respuestas online es “inmensa”.

La convocatoria al Censo 2022 en Rosario se concretó con 350 policías santafesinos y una cantidad similar de efectivos federales. El secretario de Seguridad Pública provincial, Claudio Brilloni, indicó que el despliegue se planificó para priorizar la vigilancia “a distancia” de voluntarios en los siguientes barrios: Tablada, Villa Banana, Empalme Graneros, Ludueña, Larrea y el sector del Fonavi de Rouillón y Seguí.