Agentes del Organismo de Investigaciones allanaron oficinas del Ministerio de Seguridad provincial en Rosario y Santa Fe, en el marco de una causa por presunto espionaje ilegal ordenado por el ex titular de esa cartera, Marcelo Sain.

En Rosario, los efectivos revisaron la sede local de la Gobernación, en busca de documentación y celulares de funcionarios políticos que llegaron con Sain y que todavía trabajan en el área, como es el caso del Secretario de Seguridad Pública de la Provincia de Santa Fe, Germán Montenegro.

No sería el único investigado, ya que fuentes judiciales dan cuenta de al menos otras dos personas a las que les secuestraron celulares por “realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias”.

Los allanamientos fueron ordenados por los fiscales de Delitos Complejos de Santa Fe, Ezequiel Hernández y Marcela Jiménez. Si bien estaban previstos para la semana próxima, se adelantaron ante el rumor de que se estaban destruyendo importantes evidencias.

El operativo se produce en momentos de suma convulsión en el Ministerio comandado ahora por Jorge Lagna, ante los sucesivos atentados contra escuelas, locales gastronómicos y estaciones de servicio de Rosario.