Representantes del Ministerio Público de la Acusación (MPA) afirmaron que la financiera de Roberto Yalil Azum llegó a tener casi 2 millones de pesos y 7.900 dólares en un día. Así se refirieron a la magnitud del supuesto circuito de lavado de dinero procedente del narcotráfico en Rosario.

//Mirá también: Quedó presa una banda imputada por lavar dinero narco y de la barra de Newell’s

La fiscal Viviana O’Connell planteó que el empresario “financiaba a los jovencitos para que empezaran su negocio con los bunkers” de droga. Después recibía las ganancias de la venta y “se ocupaba de las inversiones” para blanquear la plata a través de movimientos diferentes.

La funcionaria remarcó que la organización tuvo un crecimiento económico “continuado” desde 2016, pero también hubo un “crecimiento social” del principal imputado. “Es muy típico de los delincuentes e cuello blanco. Buscan juntarse con personas en determinados lugares de poder para tener mayor cobertura”, explicó.

//Mirá también: Imputan por lavado de activos a Oscar “Poppy” Larrauri, expiloto de Fórmula 1

La pesquisa del MPA se realizó con restricciones mayores a las habituales debido a que temían filtraciones dentro de organismos públicos y la propia Justicia provincial. No obstante, aclaró que en algunos casos es posible que tanto los socios de Azum como sus fuentes no supieran el verdadero origen de su fortuna.

Por lo pronto, O’Connell enfatizó que la estructura delictiva cuyo liderazgo le atribuyen al “Turco” tenía un “flujo impresionante de dinero”. Ante esta situación concluyó que el plan de la organización era “volverse cada vez más legal” a través de diferentes inversiones y actividades comerciales.

Préstamos y vínculos con Córdoba

La fiscal señaló que las ganancias que generaba el narcotráfico “se volvían a poner en préstamos con intereses usurarios”. Sobre la magnitud del negocio, recordó que en algunos días llegaron a pedir custodia en sus oficinas de San Lorenzo 1037. “Suponemos que fueron de viaje a Buenos Aires con bolsos de dinero para sacarlo de otra manera”.

Por otra parte, la representante del MPA reveló que detectaron otra maniobra ilegal con socios de Córdoba. En este caso se dedicaban a “traer a Rosario autos con problemas de inhibiciones” y también hacían movimientos en el sentido inverso para operar con esos vehículos en la provincia vecina.