El Ministerio Público Fiscal (MPF) denunció a una banda narco internacional en Rosario tras el secuestro de casi 400 kilogramos de cocaína. Este lunes indagaron en la ciudad de Santa Fe a las cinco personas detenidas por el hallazgo del cargamento en Villa Gobernador Gálvez, aunque se negaron a declarar.

//Mirá también: Secuestran cargamento de 400 kilos de cocaína de máxima pureza valuado en u$s10 millones

Además del tráfico de estupefacientes, los sospechosos fueron acusados por lavado de activos, ya que les incautaron 31 vehículos de alta gama y tres inmuebles. Los investigadores también dieron con una embarcación vinculada a las presuntas maniobras para blanquear el dinero de la droga.

Fuentes del MPF informaron que el fiscal Walter Rodríguez trabaja sobre la hipótesis de que la organización narcocriminal se dedicaba al tráfico y almacenamiento internacional de cocaína.

Durante la audiencia ante el juez Marcelo Bailaque se les atribuyeron diferentes roles entro de la banda a Gustavo N., Sebastián R., Jorgelina G., María José N. y Matías T.. Las primeras maniobras para el traslado de droga datan de septiembre de 2019 e incluyen movimientos en las provincias de Córdoba y Buenos Aires, así como la Capital Federal.

//Mirá también: “El narcotráfico está siempre primero”, dijo Jorge Lagna sobre mapeo en Rosario

Para el fiscal Rodríguez, los líderes de la organización narco eran las tres primeras personas mencionadas. Según la acusación a la que Télam tuvo acceso, éstos “habrían convertido el dinero de fuente ilícita a través de su intercambio por distintos bienes, marco en el cual se contabilizaron un total de 31 rodados de alta gama, tres inmuebles y una embarcación”.

Cocaína en Villa Gobernador Gálvez

Tras casi dos años de investigación, que incluyó seguimientos y escuchas telefónicas, en la madrugada del viernes último en distintos allanamientos fueron detenidos los cinco miembros de la organización y se secuestraron un total de 369 panes de cocaína hallados en el interior de una camioneta BMW modelo X5.

El vehículo se encontraba en una cochera ubicada en la calle Garay al 2100 de Villa Gobernador Gálvez. Los 369 panes de cocaína con un peso aproximado de 400 kilos estaban envueltos en papel celeste o blanco, los primeros con un sello de corona y los segundos de paloma, que según los peritos de la Policía Federal Argentina (PFA) refieren a la pureza de la sustancia.

Según los voceros judiciales, una vez concluidas las indagatorias que comenzaron a desarrollarse, el juez Bailaque tiene 10 días para resolver la situación procesal de los imputados.