Apenas tres minutos después de haber alcanzado el empate en Junín, Adrián Taffarel sacó a Ignacio Scocco y puso a Pablo Pérez en Newell’s. La Lepra finalmente perdió ante Sarmiento y el nuevo director técnico argumentó este lunes que hizo el cambio en busca de “otra forma de llegar y atacar al rival”.

//Mirá también: Ignacio Scocco criticó a los directivos anteriores de Newell’s

En el entretiempo, el entrenador ya había modificado el tridente ofensivo con el ingreso de Francisco González por Jonatan Cristaldo. Aunque el equipo no arrancó bien, “Nacho” abrió el camino a la igualdad cuando pisó el área y enfrentó a Manuel Vicentini. Si bien el arquero tapó su remate, Maximiliano Comba capturó el rebote y convirtió.

En el momento en que se detuvo el juego para las variantes, el capitán rojinegro se mostró sorprendido por la decisión y salió con un gesto de resignación después de haberse quitado el brazalete. Taffarel consideró que las modificaciones fueron positivas y argumentó: “Cuando nos habíamos acomodado, nos hicieron el segundo gol”.

//Mirá también: Sarmiento le ganó con poco a un Newell’s que no levanta cabeza

El DT planteó que Newell’s mejoró con la salida en el segundo tiempo, pero admitió que no neutralizó el juego aéreo de Sarmiento a pesar de que estaba “planificado” prestarle atención especial a esos ataques. “Las marcas estaban asignadas. Fue un poco por desatenciones y un poco por falta de trabajo”, concluyó.

En conferencia de prensa, Taffarel consideró que “no hay nada raro” detrás del mal rendimiento rojinegro. “Hay que mejorar y lograr que el jugador esté comprometido para salir de esta situación. No hay otro camino”, sintetizó.