Agentes municipales le hicieron una prueba de alcoholemia, que arrojó 0.92 gramos de alcohol en sangre. 


Un curioso episodio se dio en el corralón municipal de Moreno al 2400. Un hombre quiso retirar su vehículo pero lo llamativo es que estaba borracho por lo que le denegaron el pedido.

Según fuentes de la Secretaría de Control y Convivencia, el hecho ocurrió este lunes por la mañana. El individuo, de 72 años, se presentó en el lugar con el objetivo de retirar su vehículo que había sido secuestrado por mal estacionamiento.

Desde el Tribunal de Faltas municipal convocaron a personal de la Dirección General de Tránsito al advertir que esta persona tenía un comportamiento extraño, compatible con la ingesta de alcohol.

Los agentes del área se presentaron en el lugar y le practicaron una prueba de alcoholemia que arrojó 0.92 gramos de alcohol en sangre. En cosecuencia, se dispuso que la unidad permanezca en el depósito.





Comentarios