Ariel "Viejo" Cantero recibió el beneficio luego de pasar cinco años preso. Fijó como domicilio de residencia un comedor comunitario.


El primer jefe de la narcobanda Los Monos, Ariel Máximo “Viejo” Cantero (56), obtuvo el beneficio de la libertad condicional luego de pasar cinco años preso y cuando aún le restan ocho meses de condena. Fijó como domicilio para su residencia el de un comedor comunitario que administra su pareja, informaron fuentes judiciales.

Cantero fue condenado en abril de 2018 a seis años de prisión como miembro de una organización ilícita destinada a cometer múltiples delitos, comandada por su hijo homónimo, apodado “Guille”, quien en el mismo juicio oral recibió una pena de 22 años de cárcel.

El pedido de libertad condicional había sido rechazado en Primera Instancia, pero el juez de Cámara, Carlos Carbone, revocó la resolución y se la otorgó, pese a que estuvo dos años prófugo y los estudios sobre una posible reinsersión social no eran favorables.

Traslado de Ariel Máximo “El Viejo” Cantero, ex líder de “Los Monos”. (Archivo)

El “Viejo” Cantero ya había obtenido una reducción de 4 meses de la pena por su buen comportamiento en la cárcel de Piñero, donde trabajó, terminó los estudios primarios e inició los secundarios, destacó el defensor oficial. En junio pasado le habían otorgado salidas transitorias, pero no se concretaron por la decisión de las autoridades del Servicio Penitenciario de suspender esas medidas por la pandemia de coronavirus.

Cantero fijó como domicilio para su residencia una vivienda de bulevar Avellaneda al 4500, en el sur de Rosario, donde su actual pareja administra un comedor comunitario.

A la vez, la Justicia le impuso una serie de restricciones como la obligación de tener un empleo, prohibición de acercarse a las víctimas de los delitos por los que fue condenado o de contactar a otros coimputados en la causa, usar armas de fuego o volver a cometer delitos hasta la fecha de vencimiento de la pena, a riesgo de perder el beneficio.




Comentarios