La zona supuestamente había sido rastrillada por efectivos de la Agencia de Investigaciones Criminales. La investigación no registra avances.


Familiares y amigos de Sebastián Cejas, el muchacho brutalmente asesinado frente al Hospital Español, encontraron una vaina servida y una bala sin percutar en el lugar del hecho. El hallazgo se produjo luego de que supuestamente un equipo de la Agencia de Investigaciones Criminales (AIC) rastrillara el área.

Mientras la investigación por el conmocionante crimen no presenta ningún grado de avances, van apareciendo indicios que cuanto menos ponen un signo de interrogación acerca del trabajo que se está llevando adelante para dar con los responsables del salvaje hecho.

Es que tras el homicidio del hombre de 38 años, se informó que un equipo de la AIC trabajó en el lugar, recabando datos, testimonios y tomando muestras que podrían esclarecer el caso. Por eso llamó mucho la atención que fueran los allegados a Cejas quienes, horas después, encontraran una vaina servida justo donde había manchas de sangre y astillas de un cristal, que posiblemente fuera el que le estallaron los delincuentes en asalto.

Familiares de Cejas encontraron una bala y una vaina servida donde mataron al joven (@MauroYasprizza)

Este casquillo fue llevado hasta el Centro de Justicia Penal, donde la fiscal de Homicidios Dolosos, Gisela Paolicelli, recibió a familiares y amigos, y recepcionó la muestra. No obstante, se indicó que la misma “no pertenecería” a la bala que mató a Cejas, y que en cambio podría haber salido del arma de fuego de otro de los delincuentes que disparó para amedrentar a unos taxistas que estaban por la zona. De ser así, ¿igualmente no serviría para intentar dar con este sujeto, que claramente forma parte de la misma banda?, fue lo que se preguntaron los familiares.

Sin embargo eso no terminó allí, porque más tarde, alrededor de las 14:30, otra vez allegados al “Oso” hallaron otro proyectil en Gaboto al 1100. Esta segunda prueba sería de una bala que no fue percutada. Al dar aviso a la policía, recién entonces, 36 horas después del homicidio, la ex PDI cortó la calle y se puso a analizar la zona.

Hasta ahora, lo único que tienen los investigadores son imágenes de mala calidad de una filmación de la zona, en la que se ve a los cuatro presuntos ladrones bajar de una pick up.




Comentarios