La obra en el nosocomio de barrio Martin incluye la separación de áreas de internación para pacientes con coronavirus.


Con el sistema sanitario público de Rosario funcionando por encima del 90% de su capacidad en el nivel de mayor complejidad, el Hospital Provincial inauguró este lunes una obra de ampliación y reconversión de sus instalaciones. Así se suman 13 camas de terapia intensiva frente a la pandemia de coronavirus.

La remodelación del efector que depende del Ministerio de Salud de Santa Fe se puso en marcha hace varios meses y hace dos semanas ingresó en la recta final con los cambios dentro del edificio de Alem al 1400. Lo más importante, según las autoridades, es que ahora cuentan con un sector aislado destinado a casos graves de COVID-19 y queda otra área para pacientes con otras patologías.

En total, el nosocomio dispone de 18 camas con ventiladores mecánicos y seis de terapia intermedia para personas infectadas con coronavirus. A estas se suman otras ocho de terapia polivalente generales.

Según informó la Municipalidad de Rosario, las salas de cuidados generales del sector público están ocupadas en un 92 por ciento y 93 en cuanto a camas críticas. En total, el 41% de las internaciones corresponden a pacientes con COVID-19. Hasta el momento, el porcentaje de recuperación a nivel local roza el 70% y quedan 3.865 casos activos en seguimiento.




Comentarios