En las últimas dos semanas creció 141% el total de contagios y casi se triplicó la cantidad de muertes.


En contraste con un leve descenso del conteo diario de casos nuevos de coronavirus en la provincia, Rosario sigue al límite frente a la pandemia. Según el último parte oficial, el uso de camas críticas en el sector público está al 95% de su capacidad a pesar de las sucesivas restricciones implementadas en las últimas dos semanas.

Según informó la Secretaría de Salud Municipal, la demanda en salas generales ronda el 88%. Sin distinguir la gravedad del diagnóstico, las autoridades indicaron que aproximadamente una de cada cuatro personas internadas actualmente (27 por ciento) están bajo tratamiento por COVID-19.

Este sábado las autoridades confirmaron 433 contagios en simultáneo con 445 personas dadas de alta, lo que elevó a 6.251 el total entre quienes se recuperaron. De acuerdo a los datos oficiales, esto implica que el 72% evolución favorablemente, pero la aceleración de la propagación de la enfermedad complica el funcionamiento del sistema sanitario.

Hace 14 días, en Rosario había 3.574 casos de coronavirus y 29 muertes confirmadas en casi seis meses desde el inicio de la pandemia. Sólo desde entonces, el total de pacientes infectados creció 141% y el número de víctimas fatales casi se triplicó hasta llegar a 83.




Comentarios