El gremio aceptó la propuesta del Municipio y la Provincia que liquidará la mitad del salario de los choferes este viernes 20.


Tras una asamblea de delegados que se realizó en la tarde de este miércoles, el secretario general de la filial Rosario de la Unión Tranviaria Automotor (UTA), Sergio Copello, descartó un nuevo paro, luego del cese de actividades por 24 horas del martes.

Los referentes sindicales que representan a los choferes de las tres empresas que operan el transporte urbano de pasajeros decidieron aceptar la propuesta que les hicieron en conjunto la Municipalidad de Rosario y el Gobierno de Santa Fe.

“Analizamos la propuesta que se basa en la cancelación de lo que teníamos pactado cobrar la semana pasada este viernes”, indicó Copello cuando atendió a la prensa tras la asamblea. Es que para el viernes 15 los conductores deberían haber cobrado el 50 por ciento del salario, hecho que no ocurrió y por eso convocaron a un cese de actividades durante la jornada del martes 18.

“Hemos aceptado y por lo tanto la ciudad y la provincia se comprometieron a cancelar este viernes 21 la mitad del sueldo y la semana que viene terminaríamos de cobrar los haberes”, expresó el sindicalista.

El secretario general planteó además que el dinero que llegará el viernes “corresponde a aportes de la Municipalidad y el Gobierno de Santa Fe para destrabar el conflicto”. Vale aclarar que en parte el monto pendiente en realidad debería liquidarlo la Nación, algo que no viene ocurriendo.

Copello se encargó de aclarar que la negociación “es paso a paso” y no descartó protestas en caso de que no se cumplan los compromisos.




Comentarios