El gobernador firmó el convenio con Javkin este jueves. Se estiraron los plazos de pago hasta junio de 2023.


El trabajo conjunto para atender la emergencia sanitaria pasó por algunas horas a un segundo planto entre el gobernador Omar Perotti y el intendente de Rosario, Pablo Javkin a partir de la firma de un acuerdo muy celebrado por el jefe comunal de la Cuna de la Bandera.

Es que ambos mandatarios rubricaron un convenio a través del cual la Casa Gris extiende los plazos de cobro de la deuda que mantiene Rosario con la administración provincial hasta junio de 2023.

La firma del entendimiento ocurrió este jueves en la sede de Gobernación a partir de un planteo de la municipalidad en base a la imposibilidad de hacer frente a los elevados vencimientos de corto plazo.

La deuda, que asciende a un monto total de capital de 1.544 millones de pesos, implicaba compromisos para Rosario por 2.068 millones en los próximos 11 meses. A partir del acuerdo, el municipio recibió una extensión de plazos hasta junio de 2023, y una importante reducción en la tasa de interés.

“Hemos trabajado en conjunto con el gobernador, y lo plasmamos en un acuerdo que el municipio va a honrar, pero en condiciones favorable que permita cumplirlo y sostener las responsabilidad y obligaciones”, expresó Javkin, que desde el inicio de su gestión se mostró muy cercano a Perotti, vínculo que se profundizó con la irrupción de la pandemia. Muchos se encargaron de justificar dicha cercanía en el interés del rosarino de renegociar la deuda, hecho que se concretó este jueves.

Perotti, por su parte, expresó que “es un momento donde todos tenemos que compartir esfuerzos. La Nación nos ayudó como provincia, y lo que queremos ahora es hacer lo mismo con todos los rosarinos, para generar las condiciones que permitan que el municipio pueda hacer frente y cumplir con las obligaciones sin dejar de prestar servicios, en un momento donde más se necesita la presencia del Estado”.

Los detalles del convenio

– La Municipalidad de Rosario deberá hacer frente a un servicio de la deuda mensual de 77 millones de pesos -compatible con la capacidad de pago-, muy por debajo de los 188 millones que debería haber afrontado si seguía con el actual cronograma de cancelación.

-Como contrapartida, el municipio deberá seguir remitiendo mensualmente al Ministerio de Economía de Santa Fe información fiscal y financiera, en el marco del decreto N°769/20.

-Asimismo, según consta en la disposición, deberá realizar todos los esfuerzos para propender al equilibrio presupuestario y, de ese modo, garantizar el pago de las obligaciones.




Comentarios