El mediocampista, con diez años y siendo capitán de la Lepra, brillaba ante sus rivales tirando caño, yendo a trabar y convirtiendo un gol.


Maximiliano Rodríguez se convirtió en ídolo indiscutible de Newell’s, donde se formó desde la juveniles y triunfó en Primera División, luego emigró a Europa y ahora regresó al club que lo vio nacer para finalizar su carrera.

La Lepra, orgulloso de su jugador, difundió un video inédito de MR11 con diez años, siendo capitán, tirando lujos, yendo a trabar y convirtiendo un gol. “¡Qué calidad! Con diez años y la 9 en la espalda, el capitán ya bailaba a sus rivales a pura pisada y gambeta en la escuela Malvinas”, escribió la cuenta de Newell’s acompañado del material que fue comentado por miles de hinchas.

El mediocampista de 39 años tras realizar las inferiores y debutar en Primera en Newell’s emigró al fútbol español, donde jugó en Espanyol de Barcelona, Atlético Madrid y luego viajó a Inglaterra donde brilló con el Liverpool. Luego, en 2017 tuvo un pequeño paso por Peñarol de Uruguay y finalmente regresó a la Lepra en lo que es su tercer ciclo en el club rosarino.

Maxi, hace pocos días atrás, recordó sus primeros días como juvenil en Bella Vista: “Tenía 11 o 12 años y Bella Vista está muy cambiado. Recuerdo que desde la entrada es diferente. En el ingreso había gente con puestos que vendían comida para los chicos cuando terminábamos de entrenar. A veces cuando no tenías plata te lo fiaban y después se lo pagabas. Eran otras épocas. Está todo muy cambiado. Tengo los mejores recuerdos porque era el inicio y siempre con la expectativa y el sueño de algún día llegar a ser un jugador profesional de Newell’s”.

Fuente: Noticias Liga Profesional de Fútbol




Comentarios