La delegación local de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) decidió en asamblea levantar el paro. De esta manera, los colectivos -tanto urbanos como interurbanos- volverán a circular en Rosario a partir de las 00 horas del viernes.

El conflicto, que ya llevaba 28 días, se destrabó luego de que municipio y Provincia se hicieran cargo de la deuda con los choferes, la cual promediaba unos $70 mil por trabajador.

El acuerdo al que se llegó, que compromete al gremio a no volver a adoptar medidas de fuerza por los próximos 90 días, contempla el pago del 50% del salario de junio, la mitad del aguinaldo y un bono. Estos últimos ítems serán en dos cuotas sucesivas.

Hasta ahora Nación sigue sin enviar los escasos fondos con los que colabora con el interior. La decisión de retomar recién el viernes obedece a que se utilizarán estos días para desinfectar las unidades y ponerlas en condiciones.