Los dos acusados habrían adquirido el auto robado que luego fue empleado por los asesinos del ex concejal para huir de la escena del crimen.


Finalmente la Justicia provincial imputó como coautores a dos jóvenes que quedaron bajo prisión preventiva en el marco del secuestro del auto empleado en el asesinato de Eduardo Trasante. Se trata así de las dos primeras acusaciones por el homicidio del exconcejal rosarino, a quien mataron en su casa la semana anterior.

La convocatoria para las partes fue programada para las 12 para avanzar sobre la evidencia recabada a partir del hallazgo del Peugeot 308 Allure y terminó cerca de las 14. El último lunes, un tercer muchacho capturado por la policía fue acusado de robar el vehículo en una entradera previa, aunque quedó desvinculado de la causa sobre el crimen del pastor evangélico.

El juez penal de Primera Instancia, Hernán Postma, aceptó el planteo que desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) hicieron sobre Aníbal Maximiliano G. y Brian Nahuel A. y los imputó por los delitos de encubrimiento en grado de coautores en concurso real con homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y agravado por el uso de arma de fuego en grado de coautores funcionales.

Lo que la Fiscalía entiende es que ambos están ligados al asesinato del ex edil del Frente Ciudad Futura en su vivienda del barrio Alvear, aunque por ahora no se logró determinar si ellos fueron los autores materiales del crimen. Por lo pronto los fiscales Gastón Ávila y Matías Edery pudieron demostrar que los dos detenidos contribuyeron a la logística del ataque.

Según los funcionarios del MPA cerca de las 22 horas del 11 de julio en Garzón y Demetris, Aníbal Maximiliano G. y Brian Nahuel A. adquirieron a cambio de 20 mil pesos un Peugeot 308 Allure color blanco que había sido sustraído un día antes por un joven ya imputado por dicho robo.

Se los imputa por la teoría de la coautoría funcional por haber realizado un aporte necesario en la cadena de acciones que llevaron al resultado del homicidio de Trasante”, mencionó tras la audiencia, Gabriela Durruty, abogada querellante en representación de la familia del ex concejal asesinado. “En principio y con la provisoriedad de este momento procesal los dos imputados pagaron por el automóvil que luego sirvió para el traslado de los autores materiales del homicidio”, agregó la penalista.




Comentarios