La marca del termómetro sigue subiendo a pesar de estar en pleno invierno y este domingo promete alcanzar los 30 grados en Rosario. Según el pronóstico atípico para esta época del año, las nubes irán cubriendo el cielo a partir del mediodía, aunque no hay lluvias a la vista a corto plazo.

La ciudad amaneció con 12°, la mínima prevista, presión baja y humedad altísima en paralelo con la baja visibilidad debido a la niebla. Para el resto de la jornada se esperan vientos desde el norte y anticipan que a la noche la temperatura será de 21 grados en la ciudad y la región.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el "miniverano" de este fin de semana no durará mucho más. Para el lunes ya anuncian una máxima de 25 grados y el miércoles ese registro desciende a 12° junto con una baja probabilidad de lluvias aisladas desde la noche del martes hasta la mañana del jueves.

Luego de la protesta por los incendios en las islas y el corte de tránsito que se llevó a cabo sobre el puente Rosario-Victoria, este domingo permanece restringida la circulación sobre Avenida Pellegrini entre Mitre y Sarmiento por obras. Tampoco hay colectivos por el paro de choferes y se anunció una reducción de calzada sobre Corrientes y Rioja por un trabajo con grúa.