El frente que supo integrar el pastor evangélico denunció que la familia estaba sin custodia horas después del hecho.


En medio de la gran cantidad de publicaciones en redes sociales sobre el asesinato de Eduardo Trasante, el Frente Ciudad Futura reclamó “justicia y respeto” frente al crimen ocurrido este martes. El breve mensaje incluyó un pedido para custodiar el lugar donde se registró el ataque a plena luz del día, en el cual resultaron ilesos el resto de sus parientes.

“Un grupo de compañeros estuvo hasta recién en la casa. No hay un solo patrullero o agente de seguridad para proteger a su familia. Les pedimos a las autoridades que no los dejen solos”, expresaron desde el partido político por la noche en medio de la conmoción por el homicidio de su exconcejal.

Mientras la mayoría de los referentes del espacio creado por la agrupación Giros apostó a compartir el mismo comunicado, la edila Luz Olazagoitía envió un abrazo a los allegados al pastor evangélico y también a sus compañeros de militancia como un gesto “frente a la violencia y el dolor desgarrador”.

El texto que publicaron voceros de Ciudad Futura no hizo referencia al caso y, en cambio, se refirió a la principal causa de la militancia del religioso de 55 años, padre de una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno. Al respecto, manifestaron: “La violencia contra la que luchó, contra la que luchamos juntos, se lo llevó también a él“.




Comentarios