El religioso había perdido a un hijo en el triple crimen de Villa Moreno y participaba en el Frente Ciudad Futura.


El exconcejal Eduardo Trasante fue asesinado en su casa de la zona sudoeste de Rosario este martes por la tarde. Fuentes oficiales confirmaron que la víctima fue ejecutada de dos balazos luego de irrumpir en el lugar mientras estaba junto a su familia.

El pastor evangelista falleció minutos después de las 15 en su vivienda ubicada sobre Casablanca y San Nicolás. Allí estaban también sus hijos y su pareja, quienes resultaron ilesos luego del crimen perpetrado por dos sujetos aún no identificados.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) precisaron que los agresores llegaron a plena luz del día y tocaron timbre. Preguntaron por el religioso y éste salió a recibirlos. En ese momento, avanzaron por el pasillo y ya dentro del living comedor le dispararon, aunque los primeros testimonios sugieren que la secuencia se prolongó durante algunos minutos.

Los gritos de la pareja del exedil se escucharon afuera en inmediaciones del barrio San Francisquito, en la misma cuadra donde funciona un templo evangelista. La Agencia de Investigación Criminal (AIC) acudió tras la denuncia y tomó las primeras medidas del caso en paralelo con la notificación al fiscal Patricio Saldutti.

Trasante tenía 53 años y había dejado su banca a fines de 2018 como representante del Frente Ciudad Futura a un año de asumir luego de recibir una denuncia por acoso. En 2012 se convirtió en una figura pública al encabezar el reclamo de justicia por la muerte de su hijo Jeremías, una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno. En febrero de 2014, otro de sus hijos, Jairo, también fue asesinado a los 17 años en el centro de la ciudad.




Comentarios