El panorama en cuanto a condiciones meteorológicas contempla cambios recién hacia el martes.


Después de una jornada soleada y marcada a su vez por la baja temperatura, este domingo se espera otro día de frío con algunas nubes en Rosario y la región. La máxima prevista es de 15 grados, un número que parece casi inamovible dentro del pronóstico oficial para la semana que viene.

El termómetro marcó 2,1° a primera hora de la jornada con 83% de humedad y la visibilidad estaba parcialmente reducida debido a la neblina. Por otro lado, el reporte oficial anunció para la noche ráfagas de viento desde el nordeste entre 42 y 50 kmh.

Si bien el informe especial del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) indica que las condiciones pueden modificarse pasado el lunes, el pronóstico apenas contempla un aumento significativo de la mínima esperada para el martes con 8°. Recién el viernes aparece un incremento que podría llevar la marca del termómetro hasta los 18 grados.

Además del frío, el panorama en la ciudad para los próximos días incluye una baja probabilidad de chaparrones, lluvias y lloviznas, aunque no hay indicios de precipitaciones a partir del miércoles. Así y todo, las mínimas probables siguen rondando los valores estimados en el informe especial que publicó el SMN la semana pasada.




Comentarios