Miguel Moreno, que instruye la causa, habló tras la audiencia en la que el jefe de la barrabrava canalla recibió la prisión preventiva por lavado de activos.


Satisfecho por al decisión de la jueza Valeria Pedrana que determinó la prisión preventiva contra Andrés “Pillín” Bracamonte en la causa en la que se lo investiga por lavado de activos, el fiscal que instruye el caso, Miguel Moreno vinculó el expediente a Rosario Central al plantear en dialogo con la prensa tras la audiencia este viernes que “el club es la materia prima del enriquecimiento de Bracamonte”.

El representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) mencionó, no obstante, que hasta el momento “no existe dato o información que involucre a dirigentes” de la institución de Arroyito, aunque adelantó que habrá citaciones a integrantes de la conducción de Central “en calidad de testigos, no en calidad de sospechosos”.

Puntualmente el foco del análisis de la Fiscalía estaba puesto en el funcionamiento de al menos cuatro empresas a traves de las cuales Bracamonte intentaría lavar el dinero que obtenía de actividades ilícitas mencionadas por el propio Moreno como extorsión, amenazas coactivas y acciones defraudatorias desde la posición de “Pillín” como jefe en la barrabrava de Rosario Central.

“Creo que esto ha generado inconvenientes para la institución ya que estimamos que el capital que integra el patrimonio de las personas allegadas y las empresas de las que Bracamonte es socio está construido en función de perjudicar al club y a negocios allegados al club”, contestó Moreno ante la consulta sobre si la imputación del barrabrava “salpica” a Rosario Central.

El fiscal hizo hincapié en la existencia de “una de las empresas todavía no tuvo actividad comercial, y eso constituye un serio indicio de que fue adquirida, porque no la constituyó Bracamonte desde el origen, para el lavado de activos”.

Entre las medidas que Moreno adelantó se van a profundizar están las investigaciones en torno a “las personas que administran los bienes de Bracamonte”. Además, respecto del delito de lavado que se le imputa a “Pillín” el fiscal indicó que “la pena en expectativa es de 4 a 13 años de prisión“.




Comentarios