La decisión fue tomada por la jueza Valeria Pedrana que antes desestimó la el planteo de incompetencia que hizo la defensa del barra de Central.


Poco antes de las 13 de este viernes, la jueza Valeria Pedrana determinó la prisión preventiva sin plazo para Andrés “Pillín” Bracamonte, tal cual lo sugirió el fiscal Miguel Moreno, que solicitó la detención del barra de Rosario Central el lunes pasado.

La audiencia se retomó en la mañana de este viernes después de un cuarto intermedio establecido en la noche del jueves y comenzó con el rechazo de la jueza al planteo de la defensa de Bracamonte que adujo “incompetencia” de la Justicia provincial para llevar adelante la causa por tratarse de la presunción de lavado de dinero.

Dicho justificativo, respaldado por el penalista Carlos Varela, fue descartado entiendo la magistrada que la posibilidad de incurrir en las maniobras de lavado de activos podrían haber sido el resultado de delitos precedentes como el de extorsión, amenazas coactivas, acciones defraudatorias desde su posición de jefe en la barrabrava de Rosario Central.

Desde la fiscalía indicaron que el monto lavado hasta el momento asciende la suma de $38.404.324,65.

La jueza Pedrana rechazó además los pedidos de prisión domiciliaria que hizo la defensa bajo promesa de completar un tramite semanal con la firma del imputado para corroborar que se respeta la reclusión en su casa.




Comentarios