En el marco de la adhesión al decreto nacional de distanciamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, el Gobierno de Santa Fe dispuso mantener el horario bancario para Rosario tal como se estableció hace casi un mes en el inicio de la cuarte fase de aislamiento.

El Ejecutivo dispuso que se sostenga la apertura para atención al público entre las 8.15 y las 13.15, una medida ratificada por la Municipalidad en su Decreto 582. El cambio se extendió el mismo lunes 11 de mayo a Granadero Baigorria y Villa Gobernador Gálvez, dos ciudades incluidas en la nueva normativa que dictaron las autoridades provinciales.

Si bien el decreto de necesidad y urgencia para todo el país dictó las recientes medidas con vigencia hasta el 28 de junio, la letra chica en Santa Fe sobre la actividad de entidades financieras no es tan estricta en materia de plazos. Así, en el artículo 7° se establece que la modalidad actual continuará "mientras no se disponga en contrario" por parte de la Casa Gris.

Los bancos en las tres ciudades reabrieron a principios del mes pasado bajo protocolos sanitarios especiales para evitar el contagio de COVID-19. Además de las seis horas antes mencionadas para recibir a clientes, se estableció que la jornada laboral para el personal se desarrolle entre las 8 y las 15.30.