El intendente y el ministro de Trabajo provincial protagonizaron una reñida elección hace casi un año.


En el marco de una jornada bisagra después de más de dos meses y medio de cuarentena, el intendente Pablo Javkin celebró este lunes la reapertura de bares y restaurantes y se anotó entre los que se animaron a regresar a las mesas de café. Dentro de la agenda le guardó un lugar a su rival en las últimas elecciones, el actual ministro de Trabajo santafesino Roberto Sukerman.

En el primer día de habilitación, el titular del Palacio de los Leones aceptó el convite del funcionario provincial y consideró que no hay “nada mejor que juntarse a trabajar” en esta nueva etapa. De su parte, el dirigente peronista agradeció a quienes prestan ese servicio en el rubro por “la predisposición para el cumplimiento de los protocolos de seguridad e higiene” por el nuevo coronavirus.

A partir de la última flexibilización en el sector gastronómico, el exconcejal justicialista indicó que el decreto de distanciamiento social “requiere fortalecer” la colaboración entre ambos niveles del Estado. Así planteó como objetivo la preservación de los “espacios comunes” durante la pandemia.

“Los protocolos llegaron para quedarse. Es la forma más efectiva de cuidarnos y garantizar la reactivación progresiva de la economía“, subrayó Sukerman tras la reunión con su adversario en los reñidos comicios que el año pasado concluyeron con un ajustado triunfo del Frente Progresista.




Comentarios