La terminal de Fisherton es una de las diez que están operativas las 24 horas pese al aislamiento.


Aunque antes del inicio de la cuarentena el Aeropuerto Internacional Rosario (AIR) sufría una progresiva sangría de vuelos, como a todas las terminales, la irrupción de la pandemia dejó al complejo de Fisherton sin operaciones comerciales. Así y todo desde la administración de la aerostación destacaron que la misma se mantiene abierta y de hecho se atendieron  más de 40 aeronaves que arribaron y despegaron desde la Cuna de la Bandera.

Según la información oficial, a la que tuvo acceso Télam, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) autorizó puntualmente un total de 43 vuelos desde que fue decretada el 20 de marzo la cuarentena.

“De ese total, 23 fueron vuelos sanitarios relacionados con el traslado de órganos, personal médico e insumos por la emergencia hacia diferentes regiones“, explicó Eduardo Romagnoli, presidente del directorio del AIR, que es administrado por el gobierno de Santa Fe.

Para Romagnoli, “la operatividad mantenida en cuarentena, reafirma el rol fundamental que la aerostación tiene dentro del Sistema Sanitario Nacional”.

El Aeropuerto Internacional de Rosario, junto a las aeroestaciones de Ezeiza, Aeroparque, San Fernando, El Palomar, Mar del Plata, Córdoba, Mendoza, Resistencia y Comodoro Rivadavia, integran la red nacional de emergencia que durante la cuarentena fueron autorizadas por la ANAC para operar las 24 horas.

“Por su localización y atención permanente, las terminales aéreas seleccionadas además permiten realizar el abastecimiento de combustible que requieren algunas aeronaves para llegar hasta su destino final”, destacó el funcionario rosarino.




Comentarios